Conocé nuestros servicios
Programación Canal 2
Miércoles 26 Junio, 2019 02:38

Música en la Soon


Ver programación

Regionales

Pozo Borrado está en alerta por las intensas lluvias

El presidente de Comuna, Sebastián Corneo señaló que en el pueblo llovieron 140 milímetros en pocas horas. Además, esperan la llegada de 250 milímetros de precipitaciones que cayeron en Santiago del Estero y drenan hacia el norte de la provincia de Santa Fe. Sumaron otra bomba para extraer agua del caso urbano. Evalúan cortar las vías del ferrocarril para que el agua pase. 

Una vez más, la situación en el departamento 9 de Julio es desesperante a causa de las lluvias. Sebastián Cornero, presidente comunal de Pozo Borrado, contó que entre la noche del jueves y durante el viernes cayeron 140 milímetros en el pueblo, a lo que se suma. “Parecía que la situación se había normalizado después de lo que vivimos dos semanas atrás, pero ahora el panorama está complicado y el pueblo de nuevo está con agua”, sostuvo Cornero que señaló como calamitoso lo que esta pasando. «En zona rural se perdió todo, se perdieron cosechas, los animales tienen que ser sacados de los campos, y cerraron la mitad de los tambos», mientras que en la parte urbana,  se dio el ingreso de agua en dos viviendas.

Ante la situación, se trasladó una bomba extractora desde Villa Minetti a Pozo Borrado para hacer al drenaje.

“Además, estamos preocupados porque en la zona de Bandera y Cuatro Bocas, en Santiago del Estero, llovieron 250 milímetros en un día. Toda esa agua se va a venir para acá en 24 o 48 horas“, precisó y agregó: “Vamos a hacer todo lo posible para que no entre al pueblo. Ya estamos trabajando en levantar de nuevo las defensas y cortar los caminos con bolsas de arena”, confirmó.

Cornero explicó que el agua del pueblo “no sale por pendiente natural porque tenemos la vía, así que hay que bombearla. Pero las bombas que tenemos no nos dan a basto, por lo que se solicitó a Protección Civil una segunda bomba para ayudar a drenar el pueblo».

Finalmente, el entrevistado contó que en el noroeste de Santa Fe se vive “muchísima angustia”: “Angustia ver el agua y ver cómo está el campo. Se perdió el 80% de la producción cerealera y ocho tambos tuvieron que cerrar”, concluyó.

Comentarios