Menu

             

A+ A A-

Robó mientras el dueño de casa se bañaba

Sucedió en un domicilio de barrio Foprovi que está conectado con el negocio familiar. Descubrieron el hecho cuando los niños pidieron la Tablet y el teléfono celular que les fueron sustraídos. Indignada, la damnificada dio a escrachó a los presuntos autores en las redes sociales y ahora habría recibido amenazas.

 Alrededor de las 16 horas de este sábado, Gisela Pazz salió del negocio, cerrándolo con llave. El local se encuentra conectado con la casa familiar en la que se encontraba el padre de la denunciante, Ángel Molina, quien tras terminar unos labores, entró a bañarse.

Fue en ese momento en el que un joven delincuente, vecino de la cuadra, ingreso a la propiedad por el garaje y se dirigió hacia el negocio por una puerta que comunica los dos espacios. De allí, según la denunciantes, sustrajo una caja con tarjetas para teléfonosy 3000 pesos que estaban reservados para “pagar cuentas”.
Luego pasó por la cocina y sacó un teléfono celular y una Tablet pertenecientes a los niños de la familia.
El suceso fue descubierto tiempo más tarde, cuando los pequeños comenzaron a pedir los artefactos electrónicos. “Empezamos a buscar y no encontrábamos la Tablet. Llamé al teléfono y nunca sonó”, manifestó en Canal 2 la denunciante. Fue allí donde revisando constatan que les faltaban los demás elementos y dan aviso a la policía.
Por las cámaras de seguridad de un vecino, pudieron identificar a quien ingresó a la propiedad por lo que fue llevado ante la Jefatura Policial. En su poder se le encontró el teléfono sustraído, parte de las tarjetas y del dinero hurtado.
En la entrevista, la mujer sostuvo que el individuo obtuvo rápidamente la libertad, y que salió detrás de ella de la comisaría. “Salió detrás mio. Me saludaba y me decía que iba a encontrar al que en verdad entró a mi casa”.
Indignada, la víctima dio a conocer lo ocurrido a través de sus redes sociales, exponiendo con fotos, nombre y apellido a los presuntos autores del delito.
“Lo hice porque todos debemos de saber quiénes son los delincuentes. Viven cerca y uno los conoce de toda la vida y te hacen esto”. Pero el tema no quedó allí sino que, indico presuntas amenazas que recibió al hacerlo público: “me mandaron mensajes diciendo que me cuide, que cuide a mis hijos, que lo que pasó fue mi culpa, me insultaron, pero está todo publicado y si algo me pasa se va a saber quienes fueron”.