Conocé nuestros servicios
Sábado 13 Abril, 2024 09:20

Proyección Nativista

Con Mary Goyenechea
sáb 07:30 a 10:00


Ver programación

Tendencias

Comprar carne con tarjeta de débito tendrá un 10% de descuento: de qué se trata el plan del gobierno nacional

El gobierno nacional anunciará esta semana la puesta en marcha de un plan con descuentos del 10% para la compra de carne vacuna con tarjetas de débito en las carnicerías. De esta forma, los consumidores podrán recibir reintegros en sus compras de hasta $1.000 por transacción.

En un contexto de una fuerte suba del precio en la carne vacuna, el gobierno nacional anunciará una medida de alivio para los consumidores. Esta semana dará a conocer la puesta en marcha de un plan con descuentos del 10% para la compra de carne con tarjetas de débito en las carnicerías. De esta forma, los consumidores podrán recibir reintegros en sus compras de hasta $1.000 por transacción.

En ese marco, las carnicerías que adhieran a la iniciativa impulsada desde el Ministerio de Economía «van a tener el beneficio de pagar solo el 10% de la alícuota correspondiente del régimen de autónomo», lo que implica un descuento del 90% en el monto de la misma.

Por otra parte, en la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca se están definiendo medidas de incentivo para aumentar la oferta de hacienda, que podrían anunciarse también en los próximos días.

Esta medida de alivio para el consumidor se toma en un contexto de suba en el precio en la carne vacuna.

El precio promedio de categorías de consumo como el novillo en pie pasó de $309 el kilo en la primera operatoria de enero a $418 el viernes pasado, mientras que en novillito el salto fue de $312 a $433 el kilo vivo.

El kilo de asado ya se vende por encima de los $2.000

En Santa Fe ya se observan fuertes subas en el precio de la carne vacuna. Los valores no son uniformes y varían según se trate de pequeñas carnicerías de barrio, comercios del centro o grandes supermercados. Pero en todos los casos, las fuentes consultadas coinciden en que se debe a una combinación de factores estacionales sumado al hecho de que los precios al público quedaron «planchados» durante el segundo semestre de 2022.

De acuerdo a un relevamiento de AIRE realizado en carnicerías y cadenas de supermercados de la ciudad de Santa Fe, durante el mes de enero los principales cortes (asado, costilla, pulpas y vacío) ya se venden por encima de los $2.000. Todos los consultados aseguran que se vienen nuevos aumentos en los próximos días y algunos admiten que el tema “se viene bravo”. Para citar un ejemplo, en una carnicería del centro de la ciudad confirmaron que durante la semana deberán empezar a vender el kilo de costilla a $2.500.

En una de las cadenas de supermercados de la ciudad de Santa Fe, hoy el kilo de costilla ya se comercializa a $2.150, el matambre a $2.250 y el kilo de vacío se consigue a $2.190. En otra cadena, tanto el kilo de costilla como el de matambre se consiguen actualmente a $2.000, pero habrá nuevos valores antes del fin de semana.

En otro supermercado del centro de Santa Fe indicaron que «en enero hubo aumentos de entre el 5% y el 7%, dependiendo el corte». Allí, el kilo de costilla ya cuesta $2.100 y el de vacío se sostiene en $1.900. Esos valores también sufrirán ajustes en los próximos días.

En una carnicería del centro de la ciudad, en la última semana, ya hubo aumentos de entre el 15% y el 18%. Allí explicaron que influye una cuestión estacional, ya que en enero se ofrece menos reposición de animales para el engorde y por eso aumenta el precio mayorista, incremento que después es trasladado al precio final. En esa carnicería adelantaron que en febrero la costilla se va a ir a $2.500 el kilo.

«Aumentó todo de un día para el otro»

«Los aumentos van a ser entre el 35% y 40% y me parece que va a haber un ajuste más todavía», indicó este lunes, en diálogo con AIRE, un matarife que tiene local de venta al público en la ciudad de Santa Fe. «El año pasado hubo seis meses sin aumentos y todo recae ahora. El aumento que estábamos esperando los carniceros no llegaba y aumentó todo de un día para el otro».

En ese local, los precios al público se ubican un poco por debajo respecto del promedio general:

  • $1.450 el kilo de pulpa común.
  • $1.750 el kilo de pulpa especial.
  • $1.700 el kilo de asado.
  • $1.350 el kilo de milanesas.
  • $ 850 el kilo de caracú.

Sin embargo, según reconoció el comerciante, no será posible mantener esos valores durante mucho tiempo: «Va a seguir aumentando todo hasta que llegue a los $2.000 o $2.200 el kilo».

Comentarios