Conocé nuestros servicios
Sábado 13 Abril, 2024 10:00

Música en la Soon


Ver programación

INTERES GENERAL

Suba del combustible: cómo ahorrar nafta y gastar menos según la mirada de un ingeniero mecánico

Desde el correcto mantenimiento hasta cómo usarlo dentro de la ciudad, las principales recomendaciones para aprovechar al máximo cada tanque de nafta

Frente a una nueva suba de las naftas en el país, que en Santa Fe promedió el 7%, por la actualización de los impuestos al combustible, los santafesinos buscan la manera de aprovechar al máximo cada tanque, ahorrar nafta y gastar menos.

En ese sentido, UNO Santa Fe se comunicó con Andrés Giuliani, ingeniero mecánico del grupo de Ingeniería Mecánica Aplicada de la Facultad Regional de Santa Fe de la UTN, para conocer la mejor forma de aprovechar el combustible.

En primer lugar, el profesional remarcó que no existen “fórmulas mágicas” para ahorrar nafta. El motor de un vehículo es limitado en su eficiencia: como mucho, aprovecha el 30% del combustible que consume. En números, de cada $1.000 que se carga de nafta, solo $300 se utilizan para el funcionamiento del motor. El resto de energía generada “se va por el escape” indicó Giuliani.

Con esto en cuenta, el primer ítem a tener en cuenta para optimizar el uso del combustible es el mantenimiento del auto. Acciones como cambiar el aceite a los 10.000 km de uso y circular con la correcta presión de los neumáticos son claves para mantener la eficiencia del motor en ese citado 30%. De lo contrario, comienza el exceso de consumo.

Otro de los apartados importantes es el del uso de aire acondicionado. De por sí, tenerlo prendido implica un consumo de nafta que aumenta entre un 8% y un 10%. Además, realizarle el mantenimiento adecuado también es necesario para que funcione de forma óptima y el gasto sea acorde al diseño del vehículo.

Tips de uso diario para ahorrar nafta

Una vez puesto a punto el vehículo, hay algunas buenas prácticas que permiten aprovechar al máximo el combustible. Dentro de la ciudad, el mayor consumo de nafta se da en los arranques y paradas, por lo que planificar el recorrido que se hará en la ciudad y tener en cuenta opciones como estacionar en un punto que permita realizar varias tareas a la vez, en vez de conducir hasta la puerta de cada local o establecimiento, es una forma óptima de ahorrar.

Fuera de la ciudad, en la ruta, aparecen otras cuestiones a tener en cuenta. Cuando el vehículo alcanza altas velocidades, es necesario mantener las ventanas cerradas para evitar un mayor arrastre del vehículo. “Es la resistencia que genera el viento a medida que va avanzando el auto, mientras más rápido voy, más grande es esa resistencia. Si yo abro las ventanillas, ese aire que está entrando y que no tiene una circulación está «chocando» contra el interior del vehículo y le genera mayor resistencia, por ende mayor consumo de combustible”, explicó el ingeniero.

Desde ya, teniendo en cuenta que un vehículo consume una cierta cantidad de nafta solo por funcionar, es útil compartir viaje siempre que sea posible, en vez de que dos personas que podrían ir juntas a un lugar se transporten cada una en un vehículo.

Pasarse de nafta prémium a súper

En caso de querer cambiar de un combustible prémium hacia uno regular, comúnmente conocido como súper, para gastar menos, es importante destacar que cada fabricante de auto recomienda un tipo de nafta para su vehículo, que maximiza su funcionamiento.

Sin embargo, Giuliani destacó que, para el uso en ciudad del auto, cargar un combustible de octanaje diferente al recomendado en el manual del vehículo no afecta a su funcionamiento. En lo que respecta al consumo, siempre será más óptimo utilizar la nafta recomendada, pero no hacerlo solo reduce la eficiencia en –0,5 km recorrido por litro (con prémium se pueden hacer 10 km por litro, mientras que con súper 9,5 km).

La situación cambia en la ruta y a altas velocidades. “Ahí sí ya empieza a estar en condiciones de riesgo el motor porque empiezan a generarse esfuerzos para el cual no fue diseñado”, destacó el profesional, respecto de utilizar un combustible diferente al que recomienda el fabricante.

LEER MÁS: Inflación: uno por uno, los aumentos en marzo

¿Conviene instalar un tubo de GNC?

Otra opción para ahorrar que tienen en cuenta los santafesinos y que vuelve a aparecer en el radar frente a cada aumento en los surtidores es la instalación de un equipo de GNC envasado en el vehículo. En ese sentido, Giuliani destacó que, si bien en la región no hay ninguna automotriz que diseñe autos específicamente para ese tipo de combustible, Argentina es uno de los pioneros en el desarrollo tecnológico del uso del GNC en automóviles. Por lo tanto, cualquier equipamiento que se compre en el país es de muy buena calidad.

Además, detalló que el problema con este tipo de combustible es el mismo que el de pasarse de prémium a súper: usar combustible distinto al recomendado por los fabricantes, lo que implica menor eficiencia. Sin embargo, en el uso en ciudad o en condiciones normales, «pasarse a GNC» no tiene gran relevancia sobre la vida útil del motor. “No hay gran desgaste extra por el hecho de usar GNC”, indicó el ingeniero.

Ya pensando en la cuestión económica, lo relevante es calcular si el gasto por única vez de adquisición e instalación del equipo se amortiza con el tiempo y hace la diferencia. Actualmente, comprar e instalar el kit tiene un costo aproximado de un millón de pesos, mientras que el metro cúbico de gas cuesta en torno a un 50% menos que el litro de nafta.

Para casos como el de los taxis o remises, la inversión compensa rápidamente. Para el resto de usuarios, la recomendación es realizar un análisis económico, “para ver si realmente vale la pena hacer ese tipo de inversión, si lo puedo amortizar en un plazo razonable” determinó el profesional.

Y ejemplificó: “Si el costo de la instalación con ese 50% menos de combustible hace que yo lo pueda amortizar en seis, siete meses, un año, el impacto va a ser razonablemente bueno. Ahora, si la amortización la voy a hacer en cinco años y antes de cinco años cambio de vehículo, no tiene sentido”.

Por último, Giuliani concluyó que el gasto de mantenimiento del motor no varía por tener instalado un equipo de GNC. Sí hay un costo extra en lo que respecta a la habilitación del equipo de GNC y la revisión que debe realizarse periódicamente para mantener el sistema habilitado, pero no es significativo.

Comentarios